viernes, 14 de agosto de 2015

POLLO A LA PARMESANA BAJO EN CALORÍAS

Fuente: America's Test Kitchen
 
Esta es una versión light de pollo a la parmesana en la que el pollo se fríe después de haber sido empanado y luego se mete al horno con salsa de tomate, mozzarella y parmesano. Yo he utilizado muy poca cantidad de queso porque me equivoqué y pensaba que tenía más, pero vamos que a mi me va bien con esta cantidad.
 
Yo pensaba que este plato era tradicional italiano, pero en realidad es un invento americano, incuído el nombre. El plato original lleva mogollón de queso gratinado, casi me da vergüenza mostrar lo poco que he puesto yo. Pero bueno, es un plato bajo en calorías... ya está.
 
La receta lleva panko (el pan rallado japonés) en vez de pan rallado. El panko no está elaborado con pan como pueda pensarse, se hace con harina de trigo y un proceso de extrusión (tuve que buscar su significado) y cribado. Una vez tratado se seca en turbinas de aire caliente. El panko permite hacer rebozados más ligeros ya que no absorbe tanto aceite, el empanado queda crujiente. Yo he comprado panko en tiendas asiáticas. Si no tienes, puedes utilizar un buen pan de molde, dejarlo secar unos días o meterlo al horno y luego triturarlo de forma que no te quede muy desmenuzado. Lo metes en una bolsa y con un rodillo de amasar lo golpeas. No es exactamente igual, pero... Yo estoy encantada con mi compra. Me he comprado una bolsa de 2 kilos... (creo, que mentalmente no estoy muy allá...). Este es el aspecto del panko:
 
Si te da pereza hacer la salsa de tomate, usa un buen tomate frito del super. Sin complejos.
 
Ingredientes:
 
  • Para la salsa de tomate casera super rápida:
  • 1 lata de tomate triturado de 800 gr.
  • 4 dientes de ajo triturados
  • 1/8 de cucharadita de cayena
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • sal, pimienta y 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada de albahaca fresca picada
  • Para el pollo parmesano:
  • 3 pechugas de pollo, pídele al pollero que te las abra por la mitad.
  • 1 1/2 tazas de panko
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 taza de parmesano rallado (yo compro una cuña, la rallo finito con el robot de cocina y luego lo meto en tarros de cristal que meto al congelador. Lo bueno es que no se congela y cuando necesito, saco una cucharadita, una cuchara, 1 taza... y super cómodo, si lo dejara en la nevera si enmohecería).
  • 1/2 taza de harina común
  • 1 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 3 claras de huevo
  • 1 cucharada sopera de agua
  • 3/4 de de taza de mozzarella light
  • 1 cucharada de albahaca fresca picada
Preparación:
 
  • Hacer la salsa de tomate, poner el aceite, la cayena, el tomate concentrado y el ajo triturado en un cazo y calentar suavemente, dorar durante 3/4 minutos, con cuidado de que no se queme el ajo. Añadir la lata de tomate, sal, pimienta, una cucharadita de azúcar. Déjalo cocinar durante 20 minutos, dando vueltas de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo. Apartar del fuego y añadir la albahaca picada.
  • Ahora se prepara el panko. En una sartén se pone el panko con 1 cucharada de aceite de oliva y poner en el fuego para tostarlo, dando vueltas para que no se queme. Te llevará como 10/14 minutos:
Ya tostado:
  • Se vuelca sobre una fuente para que se vaya enfriando. Cuando se enfríe añadirle el parmesano rallado:
  • Encedemos el horno a 245º. Tiene que estar muy caliente cuando metamos el pollo.
  • Vamos preparando el empanado. En un fuente ponemos la harina, con el ajo en polvo, la sal y la pimienta. Puede parecer mucha sal pero ten en cuenta que la mitad se quedará en la harina. En otra fuente batimos las 3 claras de huevo (la yema le añadiría calorías) y para aligerar más le añadimos 1 cucharada de agua. Mezclamos.
  • Colocamos las fuentes por este orden: harina, claras de huevo, panko con parmesano. Preparamos una bandeja de horno con papel de horno para ir colocando las pechugas empanadas.
  • Las pechugas abiertas por la mitad se secan bien con papel de cocina para que luego el empanado agarre bien. Si estuvieran húmedas, la harina se quedaría como pegajosa en el pollo...
  • Cogemos uno de las mitades de pechuga y la pasamos por la harina por los 2 lados, sacudiendo el exceso, luego lo pasamos a las claras por los 2 lados y finalmente lo pasamos por el panko, cubriendo bien las dos caras.
  • Ponemos todo el pollo empanado sobre la bandeja de horno:
  • En el programa de cocina americano lo ponen sobre una rejilla muy fina, no como las que tenemos en el horno aquí en España. Es una rejilla formando cuadraditos y que se coloca sobre la bandeja de horno. Seguro que se puede conseguir pero también te digo que bastante cara. Ponerlo sobre papel de horno tampoco está mal.
  • Se mete al horno muy caliente durante 8 min. Pasado este tiempo se saca la bandeja y se gira de tal modo que las piezas que estaban al fondo del horno pasen a la parte más exterior. Se dejan otros 8 min. Controla que no se te quemen.
  • Pasados los 16 minutos, sacas la bandeja y pones unas cucharadas de salsa de tomate por encima de cada filete de pollo, y espolvoreas con la cantidad de queso light que quieras. Vuelta al horno durante 3 min. aproximadamente, hasta que el queso funda.
  • Se saca del horno y se espolvorea con albahaca fresca picada antes de servir.
 
Increíble!!!

2 comentarios :

  1. oleeee que rico te quedó, a mi hijo seguro que le encanta huuuuu.Bs guapa. Doris

    ResponderEliminar
  2. Siiii, estoy como para que me saquen a hombros por todas las plazas de España :)

    ResponderEliminar