lunes, 26 de diciembre de 2016

SILLA DE CORDERO RELLENA AL HORNO

Fuente: Gordon Ramsay

Esta receta se la ví a Gordon Ramsay. He refundido 2 recetas en 1 y yo creo que me ha quedado estupenda. Por la misma forma de la silla no admite mucho relleno. 
 
He usado mi termómetro para calcular la temperatura interna del cordero y te avisa cuando llega a la temperatura correcta. Me encantan todos esos utensilios de cocina, me los compraría todos.
 
En cualquier caso nunca quedan igual que en la tele. Me costó la vida intentar bridar la carne y luego cortarla en rodajas que no salían con esa limpieza como en el vídeo del enlace.
 
 
Ingredientes:
 
  • 1,5 de silla de cordero deshuesada
  • 1 cebolla pequeña
  • 100 gr. de setas, las que te guste
  • 1 cabeza de ajos grande
  • 3 dientes de ajo laminados
  • 3 cucharadas de nueces
  • 150 gr. de espinacas
  • 142 gr. de queso feta
  • Sal, pimienta y nuez moscada y sumac (esta última especia es opcional porque no es fácil de encontrar y yo es la primera vez que la uso desde que me la traje de Estambul)
  • 10 hojas de salvia fresca + 1 rama de salvia
Preparación:
 
  • La silla al deshuesarla se queda con 2 solomillos centrales que los abriremos para hacerlas más grandes y cubrir el relleno. Lo verás más tarde en otra foto:
  • Corta la cabeza de ajo por la mitad, horizontamente, y frota bien toda la silla con el ajo.
  • Vamos preparando el relleno. Pochamos cebolla y el ajo, cuando ya está blanda, agregamos las setas y cocinamos hasta que pierda toda su agua. A continuación añadimos las espinacas. Parecerán muchas y que no caben en la sartén pero ya verás como enseguida va disminuyendo cuando pierden su agua. Se añaden también las nueces. Se espolvorea de sal, espinacas y nuez moscada.
  • Fuera del fuego añadir el queso feta desmigado que es lo que nos servirá para amalgamar el relleno. Dejamos enfriar.
  • Extendemos la silla, espolvoreamos con sal, pimienta y sumac. Hacemos un pequeño túnel en el centro de la silla que es donde empezaremos a rellenar. Ponemos 4 hojas de salvia frescas:
  • Y ya vamos poniendo el relleno ya frio. Los costados del relleno los tapamos con los solomillos que hemos abierto un poco para hacerlos más grandes:
  • Y ahora viene la parte difícil para mí, cerrarla y bridarla sin que se salga el relleno. Los costados de la silla rellena los taparemos con 2 hojas de salvia mojadas en aceite y pegadas a cada costado. 2 hojas por costado. Yo pasé un cordel horizontalmente para sujetar la salvia de los costados
  • Corté tiras de cuerda de cocina para ir poniendo verticalmente y a la vez ir marcando los cortes una vez asada. Y así me quedó.
  • Intenté seguir los movimientos para bridar que muestra Gordon Ramsay en el vídeo del enlace pero fue imposible. Fijaos como terminé haciéndolo, fue infinitamente más fácil aunque menos profesional.
  • En una fuente de horno ponemos 3 cucharadas de aceite y ponemos la cabeza de ajos cortada que habíamos cortado para frotar la silla, así como la rama entera de salvia. Encima ponemos las silla y la doramos por todos lados. Se me pasó hacer fotos.
  • El horno lo tendremos precalentado a 190º. Metemos la fuente en el horno. Yo metí el gancho de mi termómetro para que me avisara cuando llegara a 63º que es la temperatura óptima que tiene que tener el cordero. En total fue como 1 hora. A mitad de tiempo le dí la vuelta.
  • Y así salió de bonita mi silla del horno:
  • Mientras reposaba (porque nunca nunca nunca puedes cortar una carne recién cocinada, tiene que reposar para que sus jugos se redistribuyan por toda la pieza), lo dicho, mientras reposaba hice las patatas asadas con vinagre de malta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario