domingo, 9 de noviembre de 2014

GALLETAS NORUEGAS DE LIMÓN Y CARDAMOMO

Estas galletas las he cogido del programa de cocina británico "The hairy bikers, Bakeation". En cada programa van a un país y cocinan lo más representativo de la zona. A los noruegos les gusta mucho cocinar dulces con cardamomo y yo tengo cardamomo para parar un tren.
 
Debo de dejar de usar margarina para cocinar según que recetas porque la textura de la margarina no se asemeja en absoluto a la de la mantequilla, que una vez fría está dura y hace que las masas cojan más cuerpo. Y claro con la mantequilla la bola de masa sigue siendo demasiado blanda. Y creo que esta ha sido la razón de porqué no he podido hacerlas tal y como las hacen en el programa.
 
Estas galletas se suponen que se hacían usando un estampador de galletas. Son carísimos por lo que decidí usar un vaso con el fondo haciendo dibujos.  Pués bien, una vez en el horno las galletas empiezan a extenderse y el dibujito tan mono que estampé en ellas simplemente desapareció... "Gone with the wind".
 
Por supuesto el sabor es bueno, riquísimas pero en repostería (en la cocina en general) cuenta mucho el aspecto porque muchas veces se come más por los ojos que por la boca.
 
Ingredientes:
 
  • 225 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de azúcar blanca
  • La ralladura de un limón
  • 250 gr. de harina común
  • 100 gr. de almendras molidas
  • 1 cucharada colmada de cardamomo molido (o 3 cucharaditas de vainas, semillas fuera y molidas)
Preparación:

  • Precalienta el horno a 190º.
  • Usa unas varillas electréctricas para batir la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón hasta que sea tipo pomada.
  • Agrega la harina, las almendras molidas y el cardamomo. Mezclar hasta que todo esté bien amalgamado y la masa esté firme. Si está algo blanda de tanto meneo, envuelve la masa en film de cocina y déjala en la nevera 30 minutos.
  • Forma 24 bolitas del tamaño de una nuez. Aplasta un poco la bolita para hacer como una tortita. Cólocala en la bandeja de horno (forrada con papel de horno) y decorála con el estampador de cocina, si tienes. Si no, haz como yo. Consigue algo con un dibujo en relieve que te sirva para estampar el dibujo en la galleta. Quizás, si usas mantequilla en vez de margarina, tu masa esté más firme y no te pase como a mi.

  •  Se mete al horno precalentado y se dejan como 12-14 minutos. Se sacan y se dejan enfriar sobre una rejilla. Como verás mis galletas son de diferentes tamaños porque después de la primera hornada intenté hacer unos cambios en la estampación del dibujo, y una vez más sin éxito. Estas galletas guardadas en una lata de galletas te aguantan perfectamente 1 semana. Yo las congelo de dos en dos para no comérmelas de una sentada.

3 comentarios :

  1. Que ricas, en casa siempre tengo galletas en una caja.Ya las tengo apuntadita con tu permiso.Bsss

    ResponderEliminar
  2. Hola Mayte, toda la razón con lo de lo importancia de las presentaciones, a nosotros siempre nos pasa, pero después lo intentamos disimular con la perspectiva de la foto, verdad? Un saludo!

    ResponderEliminar