sábado, 20 de junio de 2015

TARTA DE MANZANA (APPLE PIE)


Tenía 4 manzanas reineta en la nevera y estuve dándole vueltas sobre que hacer con ellas, que si un bizcocho, que si muffins, que si un crumble de manzana... al final decidí hacer una tarta de manzana americana siguiendo la receta de mi programa favorito de cocina "America's test kitchen". Claro que no lo pude seguir al pie de la letra porque utilicé mi propia receta de masa quebrada y usé un enrejado para cubrir la tarta, y tan sólo 4 manzanas reineta, ellos utilizan más y mezlcando 3 tipos de manzana. Normalmente en las tartas de manzana se rellenan con las manzanas (con su azúcar y especias) sin cocinar, pero el problema es que cuando empiezan a soltar sus jugos la masa de la base se queda algo blanda y America's Test Kitchen lo hacen cocinando primero las manzanas y luego dejándolas en un colador sobre un bol para que suelten todo su jugo. En fín, luego lo explico en la receta.

Me salió una tartita que casi me da para dos bocados tal y como soy yo de hambruna y ansiosa con la comida. Pero ya me imagino haciendo la tarta completa, grande y hermosota. Este molde tiene 13 cm de base, imaginaros que mini tarta, pero como era para mí sola, ha sido perfecto.

Y otra cosa, tampoco es un postre muy dulce ya que la masa quebrada la he hecho sin azúcar como suelen hacerse cuando se hace para postres. Y tampoco lleva una cantidad exagerada de azúcar. En fín, son ganas de convencerme a mi misma de que es una tarta "light"...

Ingredientes:
 
  • 4 manzanas reineta que eran pequeñas
  • 1/3 de taza de azucar blando
  • 1/4 de taza de azucar moreno
  • Ralladura de 1 limón (yo le eché de lima que era lo que tenía)
  • Un pellizco de sal
  • 1/2 cucharadita de mezcla de especias para repostería del blog de Kanela y Limón
  • Para la masa quebrada, haz click aquí.
Preparación:
 
  • La masa quebrada se prepara como indico en el enlace de arriba. Se tiene que enfriar en la nevera al menos 1/2 hora. Podéis hacerla incluso el día antes.
  • Para el relleno de manzana: se pelan las manzanas, se parten en cuartos y se quita el corazón y se cortan en rodajas como de 1/2 cm.
  • Se ponen en una olla y se añade el resto de ingredientes. Se mezclan bien y se pone a fuego medio/bajo durante 15 minutos o hasta que veáis que estan blandas pero que no están hechas puré.
  • Se quita del fuego, se deja enfriar en un colador sobre un bol para que vaya soltando todo el jugo. Y en esta foto el jugo que soltaron mis manzanas y que no pienso tirar, lo aprovecharé para otro postre.
  • Cuando las manzanas ya están frias, sacamos de la nevera la masa quebrada. La partimos por la mitad.
  • Encendemos el horno a 250º y ponemos la bandeja de horno en la rejilla de abajo. Tiene que coger mucha temperatura para cuando pongamos la tarta y que la base se tueste.
  • Seguimos con la masa. Una de las mitades la estiramos con el rodillo sobre la encimera enharinada hasta hacer un círculo del tamaño suficiente para forrar el molde de la tarta. Para coger la masa estirada de la encimera la enrollamos sobre el rodillo y la desenrollamos del rodillo sobre el mode, Con movimientos flojos vamos forrando la base, tiene que sobrar masa por fuera.
  • Echamos el relleno y repartimos sobre el molde. Como yo voy a usar un enrejado para cubrirla es mejor que alisemos el relleno. Si fuera a ponerle una tapa entera podríamos formar como una montañita con el relleno y luego poner la tapa y así tendría una forma bonita al hornearla. Pero bueno, la mia va con enrejado.
  • Con la otra mitad hacemos otro círculo sobre la encimera enharinada. Cuando ya lo tenemos, vamos cortando tiras del ancho que queráis, como 2 cm...Yo utilicé un cortador con forma ondulada. Para saber como hacer el enrejado podéis verlo en este vídeo que el blog Las Recetas de Mamá ha colgado y que está perfectamente explicado.
  • Y así me quedó a mi. La verdad es que pensaba que iba a ser más difícil y ha salido todo fenomenal. Para otro tipo de tartas es mejor que el enrejado tenga más huecos pero para esta tarta prefería que fuera más tupido, con los huequitos justos para que salga el vapor.
  • Se pincela con clara de huevo batida y se espolvorea con azúcar blanco.
  • Justo cuando se mete al horno se baja la temperatura a 219º  y se deja 25 minutos pero para este tamaño de tarta con 20 minutos es suficiente. Se vuelve a bajar la temperatura a 190º, se gira la tarta y se deja otros 30/35 minutos, para mi tarta con 15 minutos fueron suficientes para conseguir una tarta tostadita y crujiente.
Se saca del horno y se deja enfriar. 

2 comentarios :

  1. Has aprovechado muy bien las manzanas ;) riquisima merienda para este fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Magdalena, me ha gustado mucho. Es la primera vez que hago una tarta de manzana y este enrejado. Me ha encantado lo bonita que ha quedado.

    ResponderEliminar