domingo, 24 de agosto de 2014

RAVIOLIS FRESCOS RELLENOS DE CALABAZA Y REQUESON CON SALSA DE MANTEQUILLA Y NUECES


Vaya pedazo de título que me ha salido para esta entrada...
 
Hoy me estreno con raviolis de pasta fresca. Una vez más terminé mareada con tanta receta que cogí de internet. Al final me decidí por ésta del blog de The little ferraro kitchen (aviso, es en inglés).
 
Hacer pasta fresca es laborioso, pero hacer raviolis es la repera. Yo he empezado a cocinar a las 10:30 y he acabado a las 13:30. También es cierto que yo soy muy pesada y me me lo tomo con calma porque yo cocino para relajarme no para ir con prisas como si tuviera a alguien detrás juzgando lo que voy a cocinar o esperando el resultado. Pero tienes que armarte de paciencia, ponerte una buena música, ordenar la cocina, tener a mano todos los ingredientes, preparada la máquina de pasta e ir tranquila. Yo no soy muy paciente pero curiosamente con la cocina últimamente sólo hago recetas no aptas para impacientes, curioso...
 
Tuve unos fallitos como consecuencia de mi inexperiencia con este mundillo de la pasta fresca pero el resultado final es bueno. Me han salido como 40 raviolis, he utilizado 12 para hacer dos platos y el resto los he congelado. Cuando los necesite sólo tengo que sacarlos del congelador y derechos al agua hirviendo, sin descogenlar. Iré probando nuevas salsas aunque para mi lo divertido es hacer nuevos rellenos. El de hoy es estupendo y muy sano.
 
Ingredientes:
 
Pasta:
  • 2 3/4 de harina común
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 de taza de agua
Relleno:
 
  • 550 gr. de calabaza pelada y troceada
  • 250 gr. de ricota
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 de taza de queso parmesano
 Salsa marrón de mantequilla:
  • 50 gr. de mantequilla
  • salvia fresca picada
  • 1/4 de taza de nueces picadas
  • Parmesano fresco rallado para espolvorear
  Preparación:
  • En una fuente de horno pequeña se pone la calabaza pelada y troceada. Se rocía con aceite y al horno precalentado a 220º durante 25 minutos hasta que esté dorada. Realmente hay una gran diferencia entre usar calabaza asada, hervida o hecha en el microondas. Pero claro, a veces el tiempo manda. Pero siempre que puedas hazla en el horno, notarás la diferencia.
  • Se echa la calabaza en el vaso de la batidora y agregamos el resto de ingredientes. Se bate bien hasta formar una pasta. La reservamos en la nevera para que esté firme a la hora de rellenar los raviolis.
  • Para la pasta de los raviolis:
  • Mezclar todos los ingredientes de la masa menos el agua en un bol. Mezclar bien hasta que los ingredientes estén amalgamados más o menos. Vamos echando el 1/4 de taza de agua a poquitos hasta que la masa esté suave y elástica y podamos amasarla.
  • Amasar durante 10 minutos hasta conseguir una masa flexible.
  • Dejarla reposar 30 minutos en film de cocina a temperatura ambiente.
  • Pasado este tiempo se hacen 4 bolitas con la masa. Guarda 3 de ellas en el film de cocina para que no se resequen.
  • Con un rodillo se estira la bolita sobre la encimera bien enharinada y se empieza a pasar por el rodillo en el nº 7, el más ancho. Con la pasta resultante se vuelve a poner en la encimera, se espolvorea de nuevo con harina y se doblan los dos extremos hacia el centro y se vuelve a plegar.  
  • Se pasa de nuevo por el rodillo de la máquina. Y repetimos como 4/6 veces esta operación. A partir de ahora empezamos a disminuir la abertura del rodillo y a pasar sólo 1 vez la pasta por el rodillo, sin hacer los pliegues. Vamos moviendo la rueda por todas las posiciones hasta llegar a la posición 3. Yo terminé en la posición 1 y creo que eran demasiado finos.
  • Con una bolita hacemos estas dos láminas de pasta:
  • Con un paño de cocina bien húmedo cubre una de las láminas de pasta para que no se reseque. La lámina sobre la iremos poniendo el relleno la tenemos que poner sobre la encimera bien enharinada, bien con harina común o con semolina para evitar que al retirar los raviolis ya formados se nos queden pegados a la encimera.
  • Con una cucharita vamos cogiendo pequeñas porciones de relleno y los vamos poniendo sobre la lámina de pasta, como a 2 cm una de otra:
  •  Colocamos encima la otra lámina que teníamos tapada con un paño de cocina húmedo. A la vez que vas bajando la lámina con la mano izquierda ve formando con los dedos de la mano derecha los paquetitos sellando a la vez para ir sacando el aire que se quedan dentro si directamente colocas la lámina entera sobre el relleno.
  • Con una ruleta cortapastas rizada (he tenido que buscar en internet como se llama, yo lo llamo cortador para pasta) vamos cortando los raviolis y los vamos poniendo en otra superficie bien enharinada para que no se peguen al cogerlos luego. Los dejamos secar un poquito, mientras hacemos la salsa y ponemos bastante agua en una olla con sal para hervir los raviolis. Yo eché 12, 6 por persona pero si sois más comilones echar 10 por persona. Los dejamos 4 minutos en el agua. Llenan bastante al ser pasta rellena.
  • En una sartén poner 4 cucharadas de mantequilla, las nueces picadas y la salvia. He de decir que yo no tenía salvia fresca y utilicé orégano seco. Calentar sobre fuego medio hasta que la mantequilla se oscurezca. Entonces ir sacando del agua hirviendo los raviolis. A medida que pasaban los 4 minutos iba sacando raviolis con una rasera y volcándolos en la salsa y mezclándolos bien con la salsa para cubrirlos con la mantequilla y evitar que se quedaran pegajosos.
  • Alguno se rompió en el agua pero tampoco pasa nada porque ese agua es buena para agregarla a la salsa y que tenga más textura.
  • Servir inmediatamente con parmesano rallado por encima.
Con los recortes de pasta al hacer los raviolis, formé otra bola con la que hice más tagliatelles para congelar. Les dí forma de nido y parecían como comprados. Que ilusión me hace hacer estas cosas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario