miércoles, 15 de mayo de 2013

RISOTTO DE CALABAZA


Y por fín acabé la calabaza que tenía. Con este risotto he usado toda la calabaza que compré. La verdad es que los risottos son perfectos para utilizar esos restos que te quedan, ya sea verduras, pollo, jamón... lo que sea.
 
Es fácil, rápido y rico. La única pega que le puedes poner es que tienes que estar dando vueltas al arroz todo el rato para que vaya soltando el almidón y quede con esa consistencia cremosa típica del risotto.
 
Los italianos usan arroz arborio o carnaroli pero el arroz nuestro tipo "bomba" es perfecto. Yo he usado los dos tipos de arroz, el italiano y el español, y no se nota diferencia. Lo importante es que no sea arroz largo o vaporizado.
 
Es importante usar un caldo muy muy caliente e ir agregando cacitos poco a poco, a medida que el arroz lo vaya absorbiendo. Y sin parar de remover para que vaya saliendo melosito.
 
Este arroz es para dos personas pero hay que hacer un segundo porque sabe a poco. Y tampoco es cuestión de ponerte un perolón de risotto para quedarte satisfecha.
 
El tipo de queso puede ser el que os dé la gana, asi como las hierbas. A mi me gusta usar queso de cabra, gorgonzola, azul... porque le dá otro sabor al plato. Lo clásico suele ser parmesano.
 
Ingredientes:
 
  • 150 gr. de arroz bomba
  • 200 gr. de calabaza
  • 1 cebolla pequeña
  • unas ramitas de salvia fresca (o lo que tengáis)
  • 1 guindilla seca (opcional)
  • 100 ml. de vino blanco
  • 50 gr. de queso light (no tenía otro)
  • aceite de oliva
  • 1 nuez de mantequilla o margarina
Preparación:
 
  • Se prepara como 3/4 litro de caldo de pollo o verduras. En realidad el arroz no admite todo este caldo pero mejor que sobre a que te falte en mitad de la preparación. Para este risotto necesitarías como 1/2 litro de caldo.
  • Se corta finita la cebolla y se pocha en una olla de fondo grueso con mantequilla o aceite de oliva. Yo lo hago con aceite aunque el risotto original es con mantequilla.
  • Una vez pochada agregamos la calabaza, damos una vueltas y agregamos el arroz. Seguimos mezclando bien para que el arroz absorva los sabores.
  • Echamos el vino y dejamos que reduzca.
  • Y ahora empezamos a añadir el caldo poquito a poco y sin dejar de remover. Cuando el arroz se queda sin caldo, echamos otro cacito. Así más o menos 20 minutos.
  • A partir de este tiempo probar el arroz que no se puede pasar para que no se quede una plasta.
  • Cuando el arroz ya está hecho, se retira del fuego y se echa la nuez de mantequilla y el queso que con el calor de la olla se fundirá.

4 comentarios :

  1. ¡Hola! He llegado por tu tarta de queso y chocolate (con leche condensada de soja) y menuda pinta... Esa no la dejo pasar. Me quedo por aquí viendo más cosillas, con permiso. ¡Besines!

    ResponderEliminar
  2. y además es una tarta super sana. Me alegro que te guste mi blog. Muchas graciassss :))

    ResponderEliminar
  3. Este risotto tiene una pinta riquísima. Tengo que probarlo sin falta. Y te copio la idea del queso azul o gorgonzola, con la calabaza que está dulce tiene que hacer un contraste muy bueno.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario. Espero que te guste cuando lo hagas :)

    ResponderEliminar