viernes, 3 de junio de 2016

TARKA DAL (PLATO INDIO DE LEGUMBRES)

Fuente: Indian Food Made Easy, de Anjum Anand

Este es un plato típico del Punjabi y chana dal son una especie de garbanzos amarillos partidos. Como me gustan estas recetas. La primera vez que las comí (mi primer Chana Dal, en esta entrada puedes tener más información sobre las legumbres indias) fue un flechazo. A mi me encantan las legumbres pero si encima son de estilo indio, ya es la repanocha. Luego hice Masoor Dal y de nuevo otro flechazo.
La verdad es que entre este Tarka Dal y el Chana Dal no hay mucha diferencia. Cambian algunos ingredientes. Este Tarka Dal tiene especias más normalitas de encontrar y fácilmente las puedes tener en tu despensa. El Chana Dal que hice llevaba amchur (mango molido), kasoori methi (hojas de fenogreco molido) y asafétida, que como no te guste la comida india seguro que se mueren de asco en la despensa. En cualquier caso, hay infinitas recetas de dal y todas con diferentes ingredientes aunque todas coinciden en el método de cocción: primero se hierven las legumbres y luego se hace el "tarka" o requemo.

Esta vez no usé ghee o mantequilla clarificada porque quería que fueran un poco más sanas pero sinceramente el sabor del ghee en este plato es maravilloso. He usado aceite de cacahuete, que lo uso con cuentagotas porque no lo encuentro fácilmente, bueno, en realidad no lo encuentro. Este que uso fue un regalo de una promoción que hubo en el supermercado Aldi pero que ya no han vuelto a traer.
En la web indica que es una receta para 4-6 personas pero vamos, ya te digo yo, que es para 3. No se que raciones se toman ellos pero yo me cargo bien el plato.

Lo he acompañado con pan naan, que al principio lo cocía en el horno pero desde que lo hago en la sartén es como más me gusta. Me alimentaría a base de pan naan.

Ingredientes:
  • 250 gr. de chana dal
  • 3 cucharadas de aceite de cacahuete
  • 1 cucharada de semillas de comino
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • 2 chiles verdes, enteros
  • 1 trozo de jengibre del tamaño de una nuez
  • 3 dientes de ajo, troceados
  • 3 tomates troceados
  • 3/4 de cucharadita de cúrcuma
  • 3/4 de cucharadita de garam masala
  • 1 1/2 cucharaditas de cilantro molido
  • Sal y pimienta
  • Un manojo de cilantro fresco picado
Preparación:
  • Poner las legumbres la noche antes en remojo. Al día siguiente enjuagarlas bien y ponerlas en una olla con 1 litro de agua. Llevar a ebullición. Ir quitando toda la espumilla que vaya soltando. Cubrir la olla y dejar cocer durante 40 minutos, hasta que las legumbres estén blandas. Yo no necesité echar más agua pero si te gusta caldoso, échale más agua. Originalmente estos platos de legumbres no son caldosos, pero cada cual con sus gustos.
  • Una vez hechas, retirar del fuego y con un batidor batir las legumbres para que se rompan un poco y espese. Reservar. En esta foto todavía no las había batido.
  • Calentar 3 cucharadas de aceite vegetal (NUNCA aceite de oliva). Añadir las semillas de comino y freir durante 20-30 minutos pero con cuidado de que no se quemen. Es suficiente cuando empiezas a notar su fragancia al tostarse.
  • Añadir la cebolla, chiles y jengibre y freir durante 4-5 minutos hasta que se dore.
  • En un robot de cocina, triturar los tomates y los ajos hasta que se forme un puré. Añadirlo a la sartén y mezclar bien.
  • Añadir las especias y 100 ml de agua a la sartén. Mezclar. Salpimentar al gusto y dejar cocer durante 20 minutos, o hasta que el aceite de la salsa se separe y suba a la superficie. Hay que vigilarlo para que no se pegue a la sartén.
  • Añadir a la olla donde teníamos las legumbres y mezclar bien, añade más agua si se ha quedado muy seco. Yo no lo hice. Poner la olla al fuego y llevar a ebullición. Apagar y retirar.
  • Ya fuera del fuego y justo para servir añadir el cilantro fresco picado. Un buen manojito, sólo hojas.
Yo retiro las guindillas que he añadido en trozos grandes para poder retirarlas fácilmente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario