sábado, 8 de diciembre de 2012

BOLLITOS DE LECHE CONDENSADA Y CALABAZA

 
Os recomiendo pasearos por el blog de Kanela y Limón de donde he sacado estos bollitos. Además de ser muy buen cocinera hace unas fotos preciosas y avisa de las últimas novedades culinarias que aparecen en Lidl. Y estoy de acuerdo con ella, son super esponjosos, suaves, cremosos, tipo brioche, tipo suizo. Pensaba tomarlos tostados con mantequilla y mermelada pero al final me los comí tal cual y un cafetito... mmmmmm
 
La calabaza que lleva hace que tenga un ligero color como de azafrán. El único cambio que le he hecho a Kanela y Limón es que en vez de cocer la calabaza yo creo que es mejor asarla en horno para que no pierda sabor ni color.
 
Ingredientes:
 
(Colocar por este orden en la cubeta de la panificadora)
  • 200g de leche condensada (yo puse desnatada)
  • 40g de mantequilla blanda (yo margarina)
  • 60ml de leche desnatada en la que habremos disuelto 25g de levadura fresca de panadería.
  • 250g de puré de calabaza (Calabaza asada en horno y triturada)
  • Una cucharadita de sal
  • 550g de harina de fuerza
Preparación:
  • Colocamos los ingredientes en el orden mencionado en la cubeta de la panificadora.
  • Seleccionamos el programa que amasa y fermenta que dura 1 hora 50 minutos. Cuando acaba sacar la masa a la encimera enharinada e ir haciendo bolitas de 40 gr. cada una y las ponéis en un molde engrasado ligeramente con aceite.
  • Se dejan 1 hora más para que crezcan un poco más. Pintamos con huevo batido e introducimos a horno precalentado a 180ºC hasta que tengan un bonito color dorado. Retirar y dejar enfriar. Ideales para el desayuno o la merienda.

 
Opcionalmente podéis meter todos los ingredientes en la panificadora y poner la función que sólo amasa. Una vez pasado el tiempo, retirar  la masa de la cubeta y la ponéis en un amplio recipiente untado con aceite. Se tapa con un paño húmedo y lo dejáis toda la noche en la nevera. Al día siguiente retiramos la masa del frigorífico, no hace falta esperar a que tome temperatura ambiente, se dá forma como veis en la foto de arriba y dejar que aumenten de nuevo su volumen.
 
Si los queréis hacer a mano, todo el procedimiento es el mismo, excepto lógicamente el amasado. Para ello colocamos la harina con la sal en forma de volcán en la mesa de trabajo, en el medio el puré de calabaza y la mantequilla, el resto de ingredientes los mezclamos y los vamos añadiendo poco a poco a la harina a la vez que vamos mezclando con los dedos hasta tenerlo todo incorporado. Amasar hasta conseguir una bola de masa suave, elástica y que no se pegue a las manos. 

4 comentarios :

  1. tienen una pinta estupenda, y seguro que saben mejor
    que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Hola Najma, tienen un sabor y una textura estupenda. Casi como si fuera brioche. Los recomiendo. Buen día de domingo

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado fantásticos y la textura se ve deliciosa. Felicidades

    ResponderEliminar
  4. Gracias Manu, y realmente están de muerte.

    ResponderEliminar