viernes, 1 de enero de 2016

PUDDING DE CROISSANTS Y CARAMELO

 
A mi nunca me han gustado los puddings, dumplings... todo lo que se hace con sobras de pan o albóndigas de harina, pero las ganas de hacer una receta hace que de pronto vea esa receta con otros ojos. Y eso me pasó cuando ví a Nigella hacer este pudding de croissants, me encantó por lo sencillo y rápido que lo hace todo, y es que es esto lo que la caracteriza. No se come la cabeza con complejidades en la cocina. Yo paso de la simplicidad de Nigella a la complejidad de las recetas de America's Test Kitchen, mi programa favorito de cocina.
 
Para esta receta se utilizan restos de pan o bollos o lo que tengas.
 
Ingredientes:
 
  • 2 croissants de mantequilla duros
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de agua
  • 125 ml de nata
  • 125 ml de leche
  • 2 cucharadas de coñac (si tienes niños, utiliza vainilla)
  • 2 huevos batidos
Preparación:
 
  • Precalentar el horno a 180º.
  • Trocear los croissants y ponerlos en una fuente de horno pequeña, o con la sufiente medida para los croissants.
  • En un cazo al fuego bajo, poner el agua y el azúcar. No revolver nunca el caramelo porque entonces cristaliza. Tiene que coger un bonito color ámbar oscuro.
  • Añadir suavemente la nata, con cuidado porque puede salpicar. A continuación se agrega la leche, el coñac y los huevos batidos. Se mezcla bien, y queda un líquido que parece café con leche, corto de café:
  • Echar esta mezcla sobre los croissants:
  • Esperar a que se empapen bien de la salsa de caramelo, ayudando con una espátula empujando los croissants al fondo del molde.
  • Meter al horno precalentado a 180º durante 20 minutos, hasta que la salsa de caramelo se cuaje.

No hay comentarios :

Publicar un comentario