sábado, 2 de noviembre de 2013

POTAJE DE VIGILIA

POTAJE DE VIGILIA GUISO GARBANZOS ESPINACAS BACALAO ALBONDIGAS SEMANA SANTA RECETA COCINA GASTRONOMIA VEGETARIANA POBRES
POTAJE DE VIGILIA GUISO GARBANZOS ESPINACAS BACALAO ALBONDIGAS SEMANA SANTA RECETA COCINA GASTRONOMIA VEGETARIANA POBRES
También se le conoce como potaje de garbanzos y espinacas. Es el clásico potaje que se come en Semana Santa, época en la que antiguamente (o actualmente también, no se) no se podía comer carne el viernes de Cuaresma. Es un potaje muy sencillo y como todos estos tipos de guisos, nutritivo, barato y riquísimo. A mi me encanta la comida de cuchara, creo que se come de forma saludable y sin muchas calorías, al menos de la forma que yo lo hago.
 
Las albóndigas de bacalao en vez de freírlas las hago al horno, obviamente no tendrán nunca el mismo sabor que si se hicieran fritas pero es que odio freir. Todo ese aceitazo, el olor, la humareda que se forma en la cocina, luego tiro el aceite porque yo no recaliento el aceite ya que no es saludable. En la medida de lo posible, si puedo evitarlo no frío nada.
 
Ingredientes:
 
  • 1/2 k de garbanzos puestos en remojo la noche antes con sal y bicarbonato
  • 1/2 k de espinacas congeladas o 1 k de espinacas frescas
  • 2 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • Para las albóndigas:
  • 250 gr. de migas de bacalao puesto en remojo la noche antes
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 2 huevos
  • Perejil
Preparación:
 
  • Si tienes olla rápida, se ponen los garbanzos a cocer en agua fría durante 10 minutos a partir de que sube la 2ª anilla naranja.
  • Cuando estén, retirar del fuego y dejar enfriar. Una vez que puedas abrir la olla, echa las patatas cortadas a trozos y el sofrito que habremos hecho con la cebolla y el tomate picados. Probamos de sal y volvemos a cerrar la olla. Dejamos 5 minutos una vez que sube la 1ª anilla naranja. Retiramos del fuego una vez finalizado los 5 minutos. En este momento es cuando añado las espinacas para que se hagan con este calor ya que si las añado antes se quedan muy mustias, como muy babilla.
  • Mientras, vamos haciendo las albóndigas: en la picadora ponemos el bacalao, la cebolla y el ajo. Lo volcamos en un bol y echamos los huevos, mezclamos bien y a continuación agregamos el pan rallado. Formamos las albóndigas y las freímos en abundamente aceite o las metemos al horno a 200º durante 20 minutos. A mitad del tiempo, 10 minutos, damos la vuelta para que se hagan del otro lado.
  • Volcamos las albóndigas en la olla y damos un hervor al potaje. Es curioso lo que crecen cuando empiezan a absorber el líquido del potaje.

No hay comentarios :

Publicar un comentario